Propósito

Esta web pretende ser útil a todo aquél que se preocupa por su salud y por la de nuestro planeta

Ninguna información ni opinión vertida en esta página constituye en modo alguno consejo médico.

ALGUNAS NOTAS SOBRE LA HISTORIA DEL HIGIENISMO II

ALGUNAS NOTAS SOBRE LA HISTORIA DEL HIGIENISMO II

Un aspecto predominante en la literatura higienista son la moderación y la restricción de la dieta en términos cuantitativos. Un caso renombrado es el de Luis Cornaro. Nacido en Venecia alrededor del año 1465 (el año varía según las fuentes), tras décadas de constantes excesos, cuando tenía entre 35 y 40 años padeció una serie de dolorosos padecimientos entre las que se incluían los cólicos y la gota. Profundamente afectado por la situación resolvió cambiar radicalmente de hábitos, renunciar a los antiguos placeres y disipación, e iniciar una vida de orden y frugalidad. Se autoprescribió un régimen basado en la ingesta diaria de 12 onzas de alimentos sólidos (unos 340 g) y 14 onzas de líquidos (unos 400 g), que siguió durante el resto de su vida, hasta que falleció a una edad próxima a los 100 años en el año 1566. Cornaro recogió sus experiencias y su método en cuatro ensayos, todos ellos escritos a avanzada edad.

Guglieilmus Gratarolus, médico nacido en Bergamo, Italia, en el año 1510, recomendaba como principios para conservar la salud la moderación en el comer, en el beber, en el trabajo, en el sueño y en las relaciones sexuales.

La medicina preventiva considera la piel un órgano esencial por el papel que juega en la eliminación de residuos a través de sus poros. Uno de los personajes que más se preocupó por desvelar el funcionamiento de ese órgano fue sin duda Sanctorius. Nacido en Istria, actual Italia, en el año 1561, cursó medicina en Padua y  durante treinta años se dedicó al estudio del fenómeno que bautizó como "Transpiración imperceptible". Siguiendo un método estrictamente empírico pesaba la comida y los líquidos que ingería, así como los desechos que producía en forma de orina y heces, comparando el peso de lo ingerido con lo excretado para obtener el peso de los desechos eliminados mediante la transpiración a través de la piel y de los pulmones. De acuerdo con sus conclusiones, la cantidad de desechos drenados por medio de la transpiración imperceptible excedía a todas las restantes evacuaciones juntas. Sus estudios le permitieron analizar la copiosidad de la transpiración bajo condiciones dispares y elaborar toda una teoría sobre aquello que favorecía la transpiración imperceptible y aquello que la bloqueaba y por tanto era aconsejable evitar. Aunque posteriormente se ha comprobado que sus cálculos no eran exactos y el reconocimiento posterior se debe más a su método empírico y a otras aportaciones como el termómetro clínico, sus contribuciones en el campo del higienismo fueron de gran valor.

Una de las más grandes figuras de la hidroterapia, cuya vida relata el Dr. Frederic Viñas en su libro "Hidroterapia, la curación por el agua" fue Sebastian Kneipp. Clérigo y médico naturista nacido en el año 1821 en Stephansried, Alemania, en su juventud contrajo la tuberculosis y fue desahuciado por los médicos. Entonces encontró un tratado sobre hidroterapia escrito por el médico hidroterapeuta Johann Siegmund Hann y poniendo en práctica los métodos que leyó en él (entre otras prácticas Kneipp se bañaba en el Danubio en pleno invierno) logró curarse de su enfermedad. Cuando prescribió remedios hidroterápicos a una joven sirvienta que padecía ictericia fue demandado judicialmente por práctica de curanderismo y prometió abandonar sus actividades médicas, pero unos meses después se declaró en Munich una
epidemia de cólera que se extendió entre otros lugares a Boos, la localidad donde Sebastian Kneipp ejercía de capellán y Kneipp se vió en el deber de actuar. Bajo su supervisión se curaron todos los enfermos de cólera de la localidad.

En su libro "The Medical Friend", escrito en el año 1843, James Paxton ilustra la nocividad del aire de las contaminadas urbes industriales y la diferencia en la calidad del aire con el de las áreas rurales: "En el informe del Registro General encontramos que en el North Riding de Yorkshire y zonas adyacentes, de cada 1.000 muertes 210 ocurrieron a la edad de 70 años o más, mientras que en Birmingham el número de personas sobre 1.000 que murieron a esa edad fue de 81, en Leeds de 79 y en Liverpool y Manchester de no más de 63".

Por lo que respecta al sol como fuerza curativa, como hoy en día es bien sabido, la vitamina D, cuya síntesis depende en gran medida de la exposición al sol, juega un papel crucial en toda una serie de procesos fisiológicos de la mayor importancia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario