Propósito

Esta web pretende ser útil a todo aquél que se preocupa por su salud y por la de nuestro planeta

Ninguna información ni opinión vertida en esta página constituye en modo alguno consejo médico.

CONTAMINACIÓN ELECTROMAGNÉTICA: RADARES AVIONES

FUENTES DE CONTAMINACIÓN ELECTROMAGNÉTICA: RADARES AVIONES

Durante los últimos 12 años, pues fue en el año 1.999 cuando empecé a experimentar los primeros síntomas del trastorno que padezco, hipersensibilidad a los campos electromagnéticos, la mayor parte de mi energía se ha consumido en una lucha por superar el trastorno y recuperar la calidad de vida, intentando identificar, por un lado, el origen de las radiaciones que originaban mi malestar con objeto de evitarlas o neutralizarlas en la medida en que me fuera posible y tratando, por otro lado, de reequilibrar cuanto pudiera mi organismo, para minimizar los efectos de las radiaciones sobre él.

En cuanto a las causas, si bien con mucha investigación y un significativo gasto en aparatos de medición, he ido logrando identificar algunas de las fuentes de radiación que me afectaban, no ha sido sino hace un par de años cuando logré identificar la que, en mi caso (imagino que cada enfermo es distinto), se ha manifestado como una de las causas principales del padecimiento: Los radares de los aviones en vuelo.

Por cuanto en los lugares en los que he vivido los aviones han pasado siempre a considerable altura y no se oía el ruido, no fue hasta que observé ciertas interferencias intermitentes de unos pocos minutos de duración en un monitor de ordenador (en uno en concreto pues solo he observado las interferencias con ese monitor) cuando me di cuenta de que la propia radiación (y no solo mis picos de malestar, los cuales ya había notado que eran intermitentes) podía ser intermitente. El hecho de que la interferencia fuera en aumento primero hasta alcanzar un pico, después del cual se iba atenuando hasta desaparecer, me hizo pensar que la fuente podía estar en movimento y así fue como durante una de estas interferencias salí de casa, miré al cielo y pude comprobar como esa desagradabilísima sensación que experimenta un electrosensible en presencia de un fuerte campo electromagnético se iba atenuando a medida que el avión se alejaba.

Una herramienta que me ha resultado muy útil para verificar la relación entre los aviones y mi malestar y que pienso que puede resultar útil a otras personas con hipersensibilidad a los campos electromagnéticos es la web http://www.localizatodo.com/. Esta web muestra en tiempo real los aviones que circulan por el territorio español y permite comprobar en qué momento hay aviones en vuelo cerca del lugar donde nos encontramos (Según creo por razones de seguridad la posición del avión se muestra con un leve retardo pero esto no resta utilidad a la página).

Enumero a continuación algunas de las emisiones que tienen su origen en los aviones tanto civiles como militares:

- Los radares meteorológicos de los aviones emiten en la banda X (entre 7 y 12 Ghz), normalmente en la frecuencia de 9,3 Ghz. Algunos modelos habituales de radares meteorológicos instalados en Airbus y Boeing son el Rockwell Collins WXR-2100 y el Honywell Intuvue. Ambos emiten a 9,3 Ghz y tienen un alcance de alrededor de 320 millas náuticas, unos 593 Km.

- El TCAS (Traffic Collision Avoidance System) es un sistema cuya finalidad es evitar que la aeronave colisione con otros aviones. El sistema emite omnidireccionalmente en la frecuencia de 1,09 Ghz y habitualmente tiene un alcance de unas 40 millas náuticas, unos 74 Km.

- Los altímetros, tanto los de uso militar como los de uso civil emiten a frecuencias de entre 4,2 Ghz y 4,4 Ghz, aunque los militares tienen un alcance superior, entre 5.000 pies o 1.524 m y 8.000 pies o 2.438 m, frente a los alrededor de 2.500 pies o 762 m de los civiles.

- Adicionalmente, los aviones militares están equipados con los llamados radar jammers, inhibidores de frecuencia destinados a contrarrestar amenazas como los misiles guiados por radar. Por poner un ejemplo, los F-18 en servicio en las fuerzas aéreas españolas incorporan jammers modelos AN/ALQ-162 y AN/ALQ-99. Estos dispositivos emiten omnidireccionalmente entre las frecuencias de 64 Mhz y 11 Ghz, en algunos casos (puesto que tienen diferentes modos de funcionamiento) efectuando un barrido en todas las frecuencias del rango y tienen un alcance de alrededor de 50 Km.

No hay comentarios:

Publicar un comentario