Propósito

Esta web pretende ser útil a todo aquél que se preocupa por su salud y por la de nuestro planeta

Ninguna información ni opinión vertida en esta página constituye en modo alguno consejo médico.

LÍNEAS DE ALTA TENSIÓN Y CÁNCER

LÍNEAS DE ALTA TENSIÓN Y CÁNCER

Aunque ya hace varias décadas que existen evidencias sobre la relación existente entre la exposición a campos electromagnéticos de extremadamente baja frecuencia (como los de 50 Hz emitidos por el tendido eléctrico en Europa) y el cáncer, fue en el año 2001 cuando la Organización Mundial de la Salud a través de una de sus agencias, la IARC (International Agency for Research on Cancer) basándose en una serie de estudios epidemiológicos llevados a cabo durante la década de los 90, admitió oficialmente la posibilidad de dicha conexión. Más concretamente dichos estudios muestran un aumento de la incidencia de leucemia infántil para exposiciones continuadas a campos magnéticos a partir de 0'4 microteslas existentes en algunas viviendas cercanas a líneas de alta tensión.

A diferencia de la IARC, que afrontó los resultados de los estudios epidemiológicos de manera objetiva, otras entidades públicas europeas de referencia, como la ICNIRP (International Commission on Non-Ionizing Radiation Protection), la NRPB (National Radiation Protection Board - Reino Unido), el CSTEE (European Commission Scientific Committee on Toxicity, Ecotoxicity and the Environment) o el Comité de Expertos nombrado para el estudio de los efectos de las radiaciones no ionizantes sobre la salud por el Ministerio de Sanidad y Consumo español, han intentado minimizar la importancia de esos estudios.
Concretamente el CSTEE, comité de la UE llamado a fundamentar las recomendaciones relativas a radiaciones no ionizantes que posteriormente los paises miembros deben incorporar en su ordenamiento jurídico, en un informe de Octubre de 2001, en su intento por restar importancia a las pruebas:

- Achaca problemas metodológicos a los estudios epidemiológicos analizados y esgrime como prueba de la falta de contundencia de las investigaciones el desconocimiento del mecanismo biológico por medio del cual se materializa la relación causa efecto.

- Apunta que la proporción de niños expuestos de manera prolongada a los niveles a partir de los cuales aumenta la incidencia de la leucemia es de "tan sólo" un 1%.

- Concluye que las evidencias científicas a las que ha tenido acceso el comité son insuficientes para aconsejar una modificación a la baja de los límites de exposición recomendados para los paises miembro de la UE.

El Comité de Expertos en radiaciones no ionizantes nombrado por el Ministerio de Sanidad y Consumo español, en un informe de Septiembre de 2003 recurre para restar importancia a las últimas investigaciones a argumentos similares a los empleados por el comité de la UE.

- Uno de los recursos que utiliza consiste en hablar de un "pequeño incremento de leucemia en niños", expresión que induce a error puesto que, aunque el aumento de la tasa de incidencia de la enfermedad para el conjunto de la población infantil pudiese subjetiva y discutiblemente considerarse pequeño, para la población infantil expuesta a los campos estudiados, no obstante, el riesgo se duplica respecto a la población infantil no expuesta, lo cual supone un incremento del riesgo muy importante.

- El comité español concluye así mismo que las evidencias científicas a las que ha tenido acceso son insuficientes para justificar una modificación a la baja de los límites de exposición vigentes en España, límites que son los establecidos por el Real Decreto 1066/2001 de 28 de Septiembre que se basa su determinación en la recomendación del Consejo de Ministros de Sanidad de la UE de 12 de Julio de 1999 que a su vez se basa en los límites recomendados por el ICNIRP en 1998.

La pregunta es ¿Qué límites de exposición son ésos que tanto el CSTEE como el Comité de Expertos español consideran adecuados incluso a la luz de las conclusiones de los últimos estudios? Para los campos magnéticos de 50Hz, de los que estamos hablando, el límite de exposición es de 100 microteslas, 250 veces superior al nivel de 0'4 microteslas a partir del cual las últimas investigaciones han probado el aumento de incidencia de la leucemia.

En nuestra opinión los informes citados:

- Carecen de objetividad, son acientíficos e inducen a error cuando se permiten utilizar expresiones como "pequeño incremento de leucemia en niños".

- Son imprudentes, irresponsables y negligentes cuando se permiten desoir las conclusiones de estudios que una institución de la solvencia de la IARC considera plenamente fiables, cuando parecen sugerir que un incremento en la incidencia de la leucemia infantil de un 1% podría ser admisible y cuando a pesar de las evidencias de la conexión entre campos electromagnéticos de extremadamente baja frecuencia y leucemia infantil estiman oportuno mantener límites de exposición 250 veces superiores a los niveles que podrían ser arriesgados.

APÉNDICE I

27 de Junio de 2001
Nota de prensa nº 136 IARC

... IARC has now concluded that ELF magnetic fields are possibly carcinogenic to humans, based on consistent statistical associations of high level residential magnetic fields with a doubling of risk of childhood leukaemia ....

APÉNDICE II

Opinion on Possible effects of Electromagnetic Fields (EMF), Radio Frequency Fields (RF) and Microwave Radiation on human health
Expressed at the 27th CSTEE plenary meeting
Brussels, 30 October 2001

... Combined analyses of the epidemiological studies on the association between exposure to ELF and childhood leukaemia have strengthened the evidence of an association. However, given some inconsistencies in exposure measurements and the absence of other criteria commonly used in assessing causality (particularly a plausible explanation of underlying biological mechanisms, see above), the association does not meet adequate criteria for being considered causal. Thus the overall evidence for 50/60 Hz magnetic fields to produce childhood leukaemia must be regarded as being limited* (*).

The effect, if any, seems to be limited to exposures above 0.4 µT. In European countries, the proportion of children exposed to such levels is less than 1%. Assuming that the risk is doubled among the exposed, in the general population this would roughly correspond to an excess incidence of less than 1% childhood leukaemia. To put this in context, in European countries, the incidence of leukaemia is around 45 per million children (age 0-14) per year ...

... On the basis of the information available to the CSTEE at the time of responding to this opinion request, the committee has insufficient scientific evidence, as to thermal and non thermal effects, to propose alternatives to the technical annex for the Council Recommendation setting up basic restrictions and reference levels limiting the exposure to non-ionising radiation, based on the guidelines published by the International Commission on Non-Ionising Radiation Protection ...

APÉNDICE III

Madrid, 1 de septiembre de 2003
EVALUACIÓN ACTUALIZADA DE LOS CAMPOS ELECTROMAGNÉTICOS EN RELACIÓN CON LA SALUD PÚBLICA INFORME TÉCNICO ELABORADO POR EL COMITÉ DE EXPERTOS
Subdirección General de Sanidad Ambiental y Salud Laboral
Dirección General de Salud Pública
Ministerio de Sanidad y Consumo

... Los estudios dedicados al análisis integrado de los datos epidemiológicos aportados por numerosos trabajos anteriores muestran que la exposición prolongada a niveles de campos magnéticos por encima de 0.4µT se asocia a un pequeño incremento1 de leucemia en niños [1-3]2. En la práctica, estos niveles de exposición son infrecuentes en la población general. Según estimaciones realizadas, menos de un 1% de la población infantil estaría expuesta a tales niveles. La asociación entre leucemias infantiles y exposición prolongada a niveles altos de campos electromagnéticos de muy baja frecuencia ha de ser enjuiciada teniendo en cuenta la ausencia de evidencia de dicha asociación en adultos y la falta de un mecanismo etiológico plausible a partir de estudios experimentales. Por el momento la evidencia disponible no es suficiente como para concluir que los campos de baja frecuencia producen leucemia en niños, por eso la IARC ha decidido clasificar a los campos electromagnéticos de muy baja frecuencia como posibles cancerígenos, el grado más bajo de evidencia reconocido en dicha clasificación3. Sin embargo, hemos de indicar que todo resultado científico es susceptible de ser revisado por el avance del conocimiento ....

... En consecuencia, a la vista de este resumen, este Comité de Expertos Independientes coincide con otros comités internacionales ya citados al concluir que el bloque de evidencia epidemiológica y experimental disponible en la actualidad sobre los efectos de los CEM, no justifica, por el momento, la adopción de límites de exposición distintos de los establecidos por el Real Decreto 1066/2001 ...

No hay comentarios:

Publicar un comentario