Propósito

Esta web pretende ser útil a todo aquél que se preocupa por su salud y por la de nuestro planeta

Ninguna información ni opinión vertida en esta página constituye en modo alguno consejo médico.

RADIACIONES DE TELEFONÍA MÓVIL Y CÁNCER

RADIACIONES DE TELEFONÍA MÓVIL Y CÁNCER

En una nota de prensa del 31 de Mayo del 2011 la OMS comunica que la IARC, Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer, organismo dependiente de la Organización Mundial de la Salud, había clasificado los campos electromagnéticos de radiofrecuencia, los emitidos por los teléfonos móviles y las estaciones base de telefonía móvil, los sistemas de comunicaciones inalámbricas en general (Wifi, Wimax, DECT...), las emisoras de radio, las de televisión, los radares..., como "posiblemente cancerígenos para el ser humano" (grupo 2B).

La clasificación se basó en las conclusiones del estudio epidemiológico sobre la utilización del móvil durante más de 10 años en 13 paises, conocido como INTERPHONE. El estudio mostraba un incremento del 40% en el riesgo de glioma, un tipo maligno de tumor cerebral, entre los usuarios que más utilizaban el móvil (30 minutos al día).

Las categorías incluídas en la tipología empleada por la IARC para clasificar los agentes por su grado de carcinogenicidad son las siguientes:

Grupo 1: "carcinógeno para el ser humano" Hay pruebas suficientes que confirman que puede causar cáncer a los humanos.
Grupo 2A: "Probablemente carcinógeno para el ser humano" Hay pruebas suficientes de que puede causar cáncer a los humanos, pero actualmente no son concluyentes.
Grupo 2B: "Posiblemente carcinógeno para el ser humano" Hay algunas pruebas de que puede causar cáncer a los humanos pero de momento están lejos de ser concluyentes.
Grupo 3: "No puede ser clasificado respecto a su carcinogenicidad para el ser humano" Actualmente no hay ninguna prueba de que cause cáncer a los humanos.
Grupo 4: "Probablemente no carcinógeno para el ser humano" Hay pruebas suficientes de que no causa cáncer a los humanos.

Aunque la institución ha tardado mucho en tomar la decisión teniendo en cuenta las decenas de estudios realizados en los últimos años que  demostraban la carcinogenicidad de estas radiaciones, y aunque se ha quedado muy corta, la noticia no deja de ser un hito histórico en la lucha contra el maremagnum de radiaciones indiscriminadas que amenazan con provocar la mayor epidemia de cáncer de la historia. Esperemos que para cuando se decida a clasificar las radiaciones de radiofrecuencia como "problablemente carcinógenas para el ser humano" no se cuenten por miles de millones los enfermos.

Nota de prensa OMS: http://www.iarc.fr/en/media-centre/pr/2011/pdfs/pr208_E.pdf

No hay comentarios:

Publicar un comentario