Propósito

Esta web pretende ser útil a todo aquél que se preocupa por su salud y por la de nuestro planeta

Ninguna información ni opinión vertida en esta página constituye en modo alguno consejo médico.

UN CASO CÉLEBRE DE ENVENENAMIENTO POR METALES PESADOS

UN CASO CÉLEBRE DE ENVENENAMIENTO POR METALES PESADOS

En el año 1827 uno de los más grandes genios de la historia de la música, Ludwig van Beethoven, falleció en Viena a la edad de 56 años.

Cerca de 200 años después, los análisis realizados sobre un mechón del cabello y algunos fragmentos del craneo del compositor han permitido establecer como causa cierta de su muerte la intoxicación por plomo, elemento que se encontraba en su organismo en una concentración 100 veces superior a la normal. Los estudios también sugieren que la intoxicación fue un proceso lento, que se produjo a lo largo de muchos años de exposición al metal pesado.

Durante gran parte de su vida Beethoven padeció de muy diversas dolencias: hepáticas, renales, pancreáticas... y, tras su muerte, la teoría más comunmente aceptada sobre la causa del fallecimiento atribuía éste a la hepatitis, causa desmentida por los recientes estudios.

Sobre lo que aún existen dudas, sin embargo, es sobre el origen del plomo encontrado en su organismo. Se han señalado como posibles orígenes de este el agua que bebía, el pescado (alimento que al parecer consumía con mucha frecuencia) procedente del Danubio a cuyas aguas las factorías vienesas del siglo XIX vertían grandes cantidades de residuos, una medicación con altos contenidos de plomo prescrita para tratar alguna de las innumerables dolencias del compositor o la utilización de copas de vino fabricadas con plomo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario