Propósito

Esta web pretende ser útil a todo aquél que se preocupa por su salud y por la de nuestro planeta

Ninguna información ni opinión vertida en esta página constituye en modo alguno consejo médico.

CONTAMINACIÓN DE LOS ALIMENTOS POR DIOXINAS

CONTAMINACIÓN DE LOS ALIMENTOS POR DIOXINAS

Las dioxinas y los furanos están entre los compuestos químicos más tóxicos conocidos, hasta el punto de que se conocen efectos adversos sobre la salud para cantidades de partes por billón y de que algunos estudios científicos han llegado a la conclusión de que no existe umbral o nivel de exposición a ellos por debajo del cual no exista riesgo para la salud humana.

Entre los efectos sobre la salud de estos compuestos se cuentan las alteraciones reproductivas, endocrinas e inmunológicas y el cáncer. En 1997 la IARC, Internacional Agency for Research on Cancer, agencia dependiente de la Organización Mundial de la Salud, incluyó la dioxina 2,3,7,8-TCDD entre las sustancias del Grupo 1 de su clasificación, el grupo de carcinógenos humanos probados.

Las principales fuentes antropogénicas de contaminación por dioxinas son la incineración de los residuos urbanos, industriales y hospitalarios, la fabricación de papel y las industrias cementera, química (fabricación de herbicidas y PVC) y siderúrgica. En términos cuantitativos la incineración de residuos ocupa un destacado primer lugar como responsable de estas emisiones contaminantes. Tras depositarse en el suelo y las aguas, las dioxinas se introducen en la cadena alimentaria y a través de los alimentos se acumulan en el organismo humano, en cuyos tejidos pueden llegar a permanecer entre 7 y 11 años. Se estima que alrededor del 90% de la exposición humana a las dioxinas se debe a la presencia de estas en los alimentos que consumimos y solo un 10% a la contaminación del aire que respiramos.

De acuerdo con el estudio llevado a cabo por la European Food Safety Authority (EFSA) sobre 7.270 muestras de alimentos recogidas del año 1999 al 2008 entre los paises de la UE más Noruega e Islandia, las cantidades medias de dioxinas, furanos y PCBs similares a las dioxinas halladas en diferentes grupos de alimentos fueron las siguientes (en picogramos por gramo de alimento):

- Hígado de pescado 27.35
- Anguila 5.77
- Pescado excluyendo la anguila 3.09
- Mantequilla 1,61 (1.61 en porcentaje sobre la grasa)
- Carne de ternera 0,66 (3,33 en porcentaje sobre la grasa)
- Frutas, hortalizas y cereales 0.48
- Comida infantil 0.36
- Grasas y aceites vegetales 0.35 (0.35 en porcentaje sobre la grasa)
- Queso 0,32 (1.61 en porcentaje sobre la grasa)
- Carne de pollo 0,20 (1.00 en porcentaje sobre la grasa)
- Huevos (de gallina) 0,20 (1.71 en porcentaje sobre la grasa)
- Carne de cerdo 0.14 (0,69 en porcentaje sobre la grasa)
- Leche y yogur 0,08 (1.61 en porcentaje sobre la grasa)

Para los diversos tipos de carne se ha calculado un porcentaje medio de grasa del 20%. Para la leche y el yogur se ha calculado un porcentaje medio de grasa del 5%. Para los huevos se ha calculado un porcentaje de grasa del 12%. Para los aceites y la mantequilla se ha calculado un porcentaje de grasa del 100%.

La mayor parte de las fuentes indican que la carne, los productos lácteos, los pescados y los mariscos son los alimentos más contaminados por dioxinas. A la luz de los resultados del informe de la EFSA, sin embargo, parece que el pescado es el alimento más contaminado a gran distancia de los demás y que no existen diferencias muy significativas entre los restantes grupos de alimentos en conjunto, puesto que hay algunas carnes y lácteos con contenidos en dioxinas inferiores a los de las frutas, hortalizas y cereales.

También es cierto que durante los últimos años parecen haberse producido disminuciones muy significativas en los contenidos en dioxinas de algunos alimentos, como es el caso de las carnes de ternera, cerdo y pollo que, según el informe de 2008 del USDA (Departamento de Agricultura de EEUU) sobre la contaminación por dioxinas de los alimentos, a mediados de los años 90 presentaban niveles medios de contaminación de 1,31, 1,42 y 2,23 (en pg por gramo de alimento) respectivamente, mientras que en los años 2002-2003 estos mismos alimentos presentaban niveles medios de contaminación de 0,84, 0,22 y 0,29 (en pg por gramo de alimento) respectivamente.

En cuanto a los productos cárnicos y lácteos, una recomendación general encaminada a la reducción de la ingesta de dioxinas es la de consumir carnes magras y lácteos bajos en grasa, ya que es en los tejidos grasos donde se acumulan estas substancias y puede haber diferencias muy importantes en las cantidades ingeridas de estos contaminantes dependiendo del contenido en grasa del alimento.

Por lo que respecta a los niveles de contaminación por dioxinas del pescado en función del área geográfica de origen, información que puede ser útil de cara a  seleccionar el pescado a consumir de acuerdo con su procedencia, los niveles medios de dioxinas detectados por la EFSA en el arenque procedente de diferentes paises europeos (en picogramos por gramo de alimento) son los siguientes:

Región báltica

- Estonia 2.41
- Finlandia 10.98
- Lituania 3.94
- Polonia 1.14
- Suecia 6.82
Media región del Báltico 8.64

Paises no bálticos

- Bélgica 1.12
- Dinamarca 3.80
- Islancia 0.36
- Irlanda 0.87
- Noruega 1.28
Media paises no bálticos 2.30

Es significativa la diferencia existente entre los niveles medios detectados en el pescado procedente del grupo de paises que rodean el Mar Báltico y los detectados en el pescado procedente de los paises no pertenecientes a esta área geográfica.

Llama poderosamente la atención el dato de Islandia, seis veces inferior a la media de los paises no bálticos y 30 veces inferior al dato más alto, el de Finlandia. Parece razonable pensar que la distancia que separa Islandia de los innumerables focos de emisión de dioxinas existentes en la europa continental puede justificar los bajos niveles de contaminación del pescado procedente de este país.

De acuerdo con la ingesta máxima tolerable semanal, establecida por la OMS en 14 pg por Kg de peso corporal, una persona de 50 Kg de peso toleraría un máximo de 700 pg semanales de dioxinas, una persona de 60 Kg un máximo de 840 pg, una persona de 70 Kg 940 pg y una persona de 80 Kg 1120 pg.

http://www.efsa.europa.eu
http://www.who.int
http://www.fsis.usda.gov
http://www.ciencia-ahora.cl

No hay comentarios:

Publicar un comentario