Propósito

Esta web pretende ser útil a todo aquél que se preocupa por su salud y por la de nuestro planeta

Ninguna información ni opinión vertida en esta página constituye en modo alguno consejo médico.

CONTAMINACIÓN DE ALIMENTOS CON METALES PESADOS POR CAUSA DE LA MINERÍA

CONTAMINACIÓN DE ALIMENTOS CON METALES PESADOS POR CAUSA DE LA MINERÍA

Uno de los más graves impactos de la minería metálica es la contaminación por metales pesados de los suelos agrícolas de zonas adyacentes a las explotaciones y, consecuentemente, de los alimentos cultivados en esos suelos.

El estudio llevado a cabo en 2009 por investigadores del Departamento de Geografía de la Universidad de Murcia (F. Belmonte Serrato y otros) sobre la contaminación  por metales pesados de los suelos en el entorno de la Sierra Minera de Cartagena-La Unión, comarca minera de gran importancia cuyos yacimientos de plata, hierro, plomo y cinc fueron explotados desde los tiempos de cartagineses y romanos hasta su clausura en los años 80 del siglo XX, pone de relieve la dimensión del problema.

Las concentraciones medias de plomo (uno de los metales más tóxicos) encontradas en el área de alrededor de 10 Km de radio analizada en el estudio fueron de 1.687 mg/Kg y 5.208 mg/Kg en suelos  agrícolas e industriales respectivamente, valores muy superiores a los admitidos por las legislaciones de las comunidades autónomas españolas en las que existe regulación al respecto y por las legislaciones, incluso por las más permisivas, de los paises de nuestro entorno.

La concentración máxima de plomo establecida para los suelos agrícolas por legislaciones como las de Gran Bretaña, Austria y Polonia es de 100 mg/Kg y la establecida por la Comunidad de Madrid de 75 mg/Kg. En España la regulación de las concentraciones máximas de metales pesados en los suelos recae sobre las comunidades autónomas y a nivel estatal únicamente se han establecido los límites para los suelos agrícolas tratados con lodos industriales (50-350 mg/Kg en función del ph en el caso del plomo).

De acuerdo con el informe de la Universidad de Murcia mencionado, la contaminación del suelo por metales pesados puede persistir durante cientos de años.

A continuación se muestra un listado de las minas de metal operativas en España en el año 2001:

Coruña, Razo, estaño y wolframio.
Coruña, Fonte Diaz, cobre.
Coruña, Portobravo, estaño y wolframio.
Lugo, Piedrafita de Cebreiro, cinc, plata y plomo.
Orense, Viana do Bolo, estaño.
León, Ponferrada, hierro.
Cantabria, Reocín, cinc, plata y plomo.
Vizcaya, Erandio Góikoa, hierro.
Salamanca, Barruecopardo, wolframio.
Salamanca, Carrascal de Barregas, estaño.
Salamanca, Saelices el Chico, uranio.
Cáceres, Alburquerque, estaño.
Badajoz, Don Benito, cobre, wolframio.
Guadalajara, Setiles, hierro.
Ciudad Real, Saceruela, plomo.
Ciudad Real, Almadén, mercurio.
Huelva, Río Tinto, cobre, oro, plata.
Sevilla, Cala, cobre, hierro.
Sevilla, Aznalcollar, cinc, cobre, oro.
Jaén, Bailén, cinc, plata, plomo.
Granada, Escúzar, estroncio.
Almería, Alquife, hierro.

Referencias:

Nuevo Atlas de España, Salvat Editores, 2001
http://congresos.um.es
http://www.madrid.org

No hay comentarios:

Publicar un comentario