Propósito

Esta web pretende ser útil a todo aquél que se preocupa por su salud y por la de nuestro planeta

Ninguna información ni opinión vertida en esta página constituye en modo alguno consejo médico.

SOL Y CÁNCER: EL ESCÁNDALO DEL LOBBY COSMÉTICO

SOL Y CÁNCER: EL ESCÁNDALO DEL LOBBY COSMÉTICO

Pensaba que ya lo había visto todo en el terreno de la desfachatez y la falta de vergüenza de los lobbies industriales y de la OMS pero, si bien no en lo que se refiere a la falta de escrúpulos, de lo cual creo que hay ejemplos mucho más graves, sí en lo que se refiere a desvergüenza y desparpajo, el capítulo del sol y el cáncer en mi opinión no tiene parangón.

El dinero lo puede todo, absolutamente todo. Tiene el poder de convertirnos a la humanidad en una masa de borregos imbecilizados. La prueba es lo que ha hecho con nosotros la industria cosmética. Pocas industrias han logrado convencernos a un porcentaje de la población mundial tan elevado de una mentira tan absurda, estúpida e inverosímil. Que el sol, prácticamente en cualquier dosis e intensidad, es cancerígéno y que hay que utilizar protector solar todos los días del año.

Aunque hace ya muchos años que ocurrió me acabo de enterar. La IARC, International Agency for Research on Cancer, organismo dependiente de la OMS, en los años 90 clasificó el sol (la radiación solar) como agente carcinogénico para el ser humano (grupo 1 de su clasificación). El informe, y eso es lo que me parece tan grave, no dice que el sol sea carcinogénico cuando se produce una sobreexposición a él, simplemente menciona por encima algunos estudios epidemiológicos y luego lo clasifica como carcinogénico.

Igual soy muy inocente e impresionable pero me parece inaudito, escandaloso, grotesco. Si Darwin levantara la cabeza... Llevamos aquí ya unos cuantos cientos de miles de años ¿No deberíamos habernos acostumbrado ya al sol? La única razón sensata que podría haber para pensar que el sol es cancerígeno así, en general, sería que nos hubiéramos cargado tanto la capa de ozono que la radiación solar fuera hoy muy superior, pero no he visto ninguna alusión a ello en ningún documento de la OMS ni de la IARC.

La IARC basa principalmente su clasificación de la radiación solar como carcinogénica para el ser humano en estudios epidemiológicos que, supuestamente, asocian la residencia en bajas latitudes (en lugares cercanos al ecuador), especialmente en los primeros años de vida, con una mayor incidencia de melanoma maligno de la piel.

Parece lógico pensar que en las áreas geográficas en que la radiación solar es más intensa también se incremente la probabilidad de que se produzcan sobreexposiciones al sol y parece lógico también pensar que posiblemente sea esa mayor ocurrencia de sobreexposiciones la causa de las mayores tasas de incidencia de melanoma. Máxime cuando la propia IARC aclara en el mismo documento que en los casos de exposición crónica al sol a lo largo de la vida por motivos ocupacionales la tasa de incidencia del melanoma no aumenta sino que disminuye.

Pero la IARC, extremadamente cautelosa, rigurosa y concienzuda a la hora de evaluar fenómenos como el poder preventivo de la vitamina D sobre algunos tipos de cáncer, en este caso no promueve nuevos estudios que permitan verificar si efectivamente son las repetidas sobreexposiciones a la radiación solar las que originan el melanoma para dejárselo bien claro a la población mundial, sino que conformándose con ese corpus científico incompleto se apresura a clasificar como carcinogénico, sin ambajes, al astro que hace posible la vida en la tierra.

Por otro lado, la web de la Organización Mundial de la Salud recomienda utilizar protección solar cuando el índice ultravioleta sea 3 o superior a 3.

De acuerdo con los valores del índice ultravioleta cada día del año para las diferentes latitudes, en lugares como Suecia, Alaska, el norte de Canadá o Siberia debería utilizarse protección solar 4 meses al año, en la mitad sur de Canadá, Centroeuropa o la mitad sur de Rusia debería utilizarse protección solar 6 meses al año, en la mitad norte de EEUU, sur de Europa, franja central de Asia y sur de Chile y Argentina debería utilizarse protectcción solar 9 meses al año y en el resto del mundo, con una población de alrededor de 6.000 millones de personas del total de 7.000 millones, debería utilizarse protección solar todo el año.

Cuando la página web de la OMS detalla los medios recomendados para protegerse del sol menciona la ropa, las gafas de sol y el protector solar para las zonas no cubiertas por la ropa, de manera que, según sus recomendaciones, 6.000 millones de personas en el mundo deberían utilizar protector solar todo el año en las partes del cuerpo no cubiertas por la ropa y los otros 1.000 millones gran parte del año. ¡Menudo chollo para la industria cosmética!

Una parte de la opinión pública considera que esa clasificación de la IARC ha sido el mayor triunfo del lobby cosmético, con L'oreal a la cabeza, en las últimas décadas.

Pero la postura de la IARC y la OMS en este asunto no sólo reflejan una total desfachatez, también una irresponsabilidad absoluta teniendo en cuenta el importantísimo papel que la vitamina D juega en el organismo y en la prevención de un considerable número de enfermedades, y que la utilización de protectores solares en el modo en que la institución la recomienda supone un grave impedimento en el mantenimiento de los niveles adecuados de esta vitamina. Hay indicios de que la actitud de estos organismos puede estar moderándose recientemente ante el peso creciente y abrumador de las pruebas sobre la importancia de la vitamina D en la prevención de enfermedades, pero este giro parece insuficiente, cuando en la página web de la OMS sigue recoméndándose utilizar protector solar todos los días del año a seis séptimas partes de la población mundial y casi todo el año al resto.

Junto a las autoridades sanitarias, la industria cosmética ha contado en este lavado de cerebro a gran escala, con la ayuda de los medios de comunicación, especialmente con las revistas de belleza, para las cuales esta industria es el principal anunciante y una de las más importantes fuentes de ingresos.

Referencias:

http://monographs.iarc.fr/ENG/Monographs/vol55/volume55.pdf
http://www.who.int/mediacentre/factsheets/fs305/en/index.html
http://www.uv-index.ch/images_fr/Guide_COST-713.pdf
http://www.sunlightinstitute.org/sun-scare

1 comentario:

Anónimo dijo...

Creo que llevas razÓn,la industria cosmética es un auténtico fraude en la mayoria de los casos.

Publicar un comentario