Propósito

Esta web pretende ser útil a todo aquél que se preocupa por su salud y por la de nuestro planeta

Ninguna información ni opinión vertida en esta página constituye en modo alguno consejo médico.

FUENTES DE EXPOSICIÓN A DISRUPTORES HORMONALES: EVITAR LOS ESTRÓGENOS ARTIFICIALES

FUENTES DE EXPOSICIÓN A DISRUPTORES HORMONALES: EVITAR LOS ESTRÓGENOS ARTIFICIALES

Los estrógenos son hormonas segregadas por el sistema endocrino humano e imprescindibles en ciertas cantidades para el correcto funcionamiento del organismo (tanto del femenino como del masculino, aunque presentes en mayor cantidad en el femenino). Sin embargo, hoy en día, se introducen en nuestros cuerpos por distintas vías un gran número de sustancias químicas artificiales, xenoestrógenos, que imitan el comportamiento de los estrógenos naturales alterando el equilibrio hormonal e incrementando el riesgo de padecer graves afecciones, como la infertilidad, la diabetes y el cáncer (mama, próstata, ovario y testículo), disfunciones inmunológicas, problemas en el desarrollo del feto y otros trastornos como las alteraciones del comportamiento y del estado de ánimo.

En la actualidad están presentes, tanto en los productos de uso cotidiano como en el medio ambiente, una larga lista de compuestos químicos que engañan a los receptores de estrógeno del cuerpo humano contribuyendo a los desequilibrios mencionados:

- Diversos ingredientes de los protectores solares: 4-dihydroxy-benzophenone, 4-methylbenzylidene camphor, 3-benzylidene camphor, benzophenone-3 (también oxybenzone), benzophenone-2, benzophenone-1, ethylhexyl methoxycinnamate (también octal methoxycinnamate), octal-dimethyl-PABA, homosalate.

- Diversos ingredientes de champús, jabones, lociones y otros cosméticos, como el phenoxyethanol, el cyclotetrasiloxane, los ftalatos (diethyl phthalate), y los parabenos (butylparaben, ethylparaben, methylparaben, propylparaben, isobotylparaben, isopropylparaben).

- Ingredientes presentes en las toallitas limpiadoras utilizadas para la higiene de los bebés, como los parabenos.

- Ingredientes de los detergentes y suavizantes para la ropa, como los nonilfenoles.

- Las hormonas sintéticas administradas en las terapias de sustitución hormonal.

- La píldora anticonceptiva.

- Los ftalatos presentes en algunos ambientadores.

- Residuos de pesticidas presentes en los alimentos y en el agua del grifo: Atrazina, Dieldrín, DDT, Endosulfán, Heptacloro, Lindano, Heclaclorociclohexano, Metoxicloro.

- Residuos de PCBs (bifenilos policlorados) presentes en los alimentos y en el agua del grifo.

- El hidroxianisol butilado, BHA o E-320, conservante añadido a algunos alimentos.

- Sustancias químicas presentes en los envases de plástico (botellas de agua y otras bebidas, vasos de plástico, biberones, etc...) como el bisfenol A y los ftalatos.

- Las hormonas presentes en la carne no orgánica (incluidos ternera, pollo, cerdo...), administradas a los animales para su engorde.

- Las hormonas presentes en los lácteos no orgánicos (incluidos la leche, el yogurt y el queso), administradas a los animales para su engorde.

Debe tenerse en cuenta que el efecto de los xenoestrógenos es muchísimo más potente cuando éstos son absorbidos a traves de la piel, como en el caso de los cosméticos de todo tipo, que cuando son absorbidos a través de los alimentos, ya que en el primer caso pasan directamente a los tejidos sin el filtrado previo del hígado.

Por otro lado existen alimentos de origen vegetal, los fitoestrógenos, entre otros la soja y las semillas de lino, que si bien cuentan con propiedades notablemente beneficiosas para la salud, consumidos con mucha frecuencia pueden agravar el tan generalizado exceso de actividad estrogénica que padecemos.

Utilizando alimentos, cosméticos y detergentes orgánicos puede reducirse muy significativamente la exposición a los disruptores hormonales. El inconveniente de gran parte de estos productos es todavía su elevado precio.

Referencias:

http://www.nobreastcyst.com
http://endojourney.wordpress.com
http://www.naturemade.es
http://es.wikipedia.org

No hay comentarios:

Publicar un comentario